sábado, 10 de julio de 2010

VipXtreme 2010

Ruta: VipXtrem - 2010. Vimbodí (Tarragona)
Distancia: 130 km
Desnivel: 3.300 mts
Tiempo de pedaleo 8h 43min
Track


Hoy nos hemos acercado a la sierra prelitoral de Tarragona, nos hemos apuntado a la VipXtrem, prueba maratón de 130 km y 3.300 mts de desnivel acumulado, si ya de por si por estos datos parece dura, el hacerla en pleno mes de julio puede hacerla durísima.


Vamos para allí, Luis, Cesar, Pedrito, Santi, Felipe, Manuel y yo, subimos el viernes por la tarde para hacer noche en Montblanc y así no tener que  pegarnos el madrugón, pues la salida es a las 7:30. También se nos unirá en esta aventura mi primo Angel que baja de Terrasa el mismo día de la prueba.

Dejamos las bicis en el hotel y nos dirigimos a Vimbodí a por los dorsales y asistir a la cena de la pasta que nos preparan al aire libre, en ella nos encontramos con los chicos de Torelló y con Ada con los que habían coincidido los chicos en la Tracks del Diable.

Durante la cena estudiamos las estrategias para el día siguiente, que si voy a salir tranquilo, que si vamos a disputarla, pues entonces no desayuno que me sienta mal, vamos lo típico, aunque sabemos que mañana al dar la salida será como siempre.

Voy a relatar mis vivencias y lo que he logrado recopilar de las de los demás porque, como casi siempre nos vimos al bajar las bicis del coche y poco mas.


Salida puntual a las 7:30, 376 corredores apuntados, yo estaba en segunda fila detrás del arco de salida, por lo que los primeros kilómetros los hago rápido pero cómodo.


Enseguida empieza la primera subida del día, la del monasterio de Poblet, la cual conocíamos perfectamente pues la hacemos en nuestra ruta de febrero, la de la calçotada, aunque es dura, la pista está en perfecto estado, y así me mantengo entre las 30 primeras unidades, conmigo viene uno con una doble de rally, pero el resto todos con rígidas.


Yo he puesto en mi fuel ex9 una configuración casi XC, he puesto la talas a 115mm, propedal activo y ruedas a 3 kilos de presión, pensando que aunque hayan trialeras, será un porcentaje mínimo, aún así los met parachute de Manuel, Luis y mio, junto con las dobles ‘all mountain’ de Felipe, Manuel, Luis y mia  provocan alguna mirada de extrañeza.

Corono el primer puerto al que le sigue un buen bajadón por pista, veo por el rabillo del ojo el maillot de Cresteries de Pedrito a unos 15sg, hace mucho que no hacemos bajadas rápidas por pista, aún así, meto el plato y empiezo a pasar a gente, sé que Pedro baja muy rápido y sin embargo no me pilla bajando, me alcanza ya a media subida del segundo puerto, por supuesto con su frase típica: ‘No te lo vas a creer’, seguida esta vez de un ‘he perdido el gps’, me ofrece su rueda pero rehuso, yo voy por libre, es complicado que entre 376 bikers encuentre una rueda que me venga bien.


Coronamos el segundo puerto y paso a Pedro con su segundo percance del día, está hinchando su rueda delantera, yo me voy aprovechando de las ruedas de los que van algo mas rápidos, tanto en las zonas llanas como en las subidas suaves, al poco empieza la primera senda del día, aprieto el botón y bajo la tija, que bien viene para las marchas para no tener que parar, entro en la senda a bastante velocidad, esta se inclina y se me sale la rueda de la trazada, resultado, bofetón del 15, una raja en la rodilla como si me la hubiera hecho un cuchillo y el gemelo tocado, ya no sé si por contusión o por calambre al no poder soltarme.


Sin tiempo para lamerme las heridas (me pasa uno), me vuelvo a montar en la bici y siguiendo al que me ha pasado consigo llegar al avituallamiento de Prades.

Pido agua para limpiarme la herida y un bombero que había allí me pone una gasa y una venda de rejilla ya que le he dicho que iba a seguir.

En ese avituallamiento de Prades me pasan un montón de bikers, 10 o 12, seguro, aunque ninguno de los chicos, me parece raro, pero sé que a la mayoría les he metido mucho tiempo bajando, salgo, ahora con mas calma pues al ponerme de pie veo las estrellas por el gemelo, el corte no me molesta demasiado.

Las posiciones que menciono son de memoria, si salen las clasificaciones parciales las corregiré.


Afortunadamente ahora viene un trozo más llano, incluso con algo de bajada hasta el pantano, aprovecho para calentar de nuevo el gemelo y parece que responde.

Llegamos a una zona de pateo, bien, no solo no me duele sino que aprovecho para estirar el gemelo al pisar en cuesta.

Llegamos al tercer avituallamiento, ya aprieta el calor y me he quedado sin agua, repongo el bidón (había decidido abordarla sin camelback), y me bebo casi un litro de acuarius, la verdad que los avituallamientos estaban muy completos y casi todos muy bien distanciados (tan solo entre el 2º y el 3º me quedé sin agua), cuando me dispongo a salir veo a Santi que llegaba.


Salimos del avituallamiento con la bici al hombro, para llegar a una pista con una pendiente fortísima y en muy mal estado, opto por poner plato pequeño y piño grande y subirla con tranquilidad, dejando a los que iban conmigo que se fueran por delante.



El sol ya apretaba, será por eso que de esa parte de la ruta me acuerdo menos, a pesar de subir a velocidad mínima no me ha cogido Santi, (del resto sigo sin noticias), creo recordar que empieza una zona de subidas y bajadas no demasiado largas, ya he pasado el ecuador de la ruta y llevo mas de 1.800 mts de acumulado, bien, ya solo quedan 1.400 en la segunda parte, pienso.


La ruta empieza a discurrir por unas sendas bastante largas y preciosas, combinándolas con pistas y algún tramo de carretera, no estoy para tirar cohetes pero me doy cuenta que el espectáculo a mi alrededor no es mucho mejor, empiezo a avituallarme con los power gel que llevo y bebiendo agua con regularidad, además empiezo a recortar en los avituallamientos, 'hola, lleno bidón y adiós'.


Creo que en el avituallamiento antes de la comida iba el 25, no sé ni dónde he adelantado a tanta gente, he visto algunos pinchazos, pero en 5 o 10 minutos deberían haberme adelantado de nuevo y no fue así.


El avituallamiento de la comida ni lo ví, si que me di cuenta que había melón y sandía cortados, pero yo ya llevaba idea de hacerla de un tirón, manteniendo el ritmo que me marcaban las piernas y el corazón.

Mas sendas, cerradas que nos protegen del sol, la verdad que vamos perdiendo bastante altura, creo recordar ver 640 mts y sé que para cruzar al otro valle ha que pasar por 1.000 mts, ‘inquietante’, la pista nos deja debajo de un pueblo, con una subida por carretera con unas pendientes que tiraban para atrás, todo ello amenizado con unos 30 y tantos grados de temperatura, avituallamiento y la pregunta de rigor ‘cuanto queda de subida’, respuesta, ‘una subida que no olvidareis, aunque primero tenéis que bajar’.


Pues no, no había una subida para olvidar, quedaban 2, una primero de pendiente máxima y muy destrozada hasta llegar al penúltimo avituallamiento, repostaje rápido que me permite avanzar varios puestos, ahora si, la suerte está echada, queda la ¿ultima subida?, de 740 mts hasta los 1000 mts de Prades, es una pista ya mejor pisada pero salpicada de repechos que hacen que los metros se vayan ganando a golpes de 30-50mts y el sol apretando ya que debía ser cerca de las tres de la tarde, yo sigo con el platito y el piño grande, el peligro de un golpe de calor es máximo, gasto mas agua tirándola por encima que bebiéndola, es allí dónde adelanto a Miki, de Torelló, que ha tenido que pararse a coger aliento.

Por fin corono, a pesar de ir con muchas precauciones, sigo adelantando gente, 2 mas en Prades, allí me encuentro con la sorpresa de que quedan 2 km de subida, pues nada, poco a poco la corono y ya por fin para abajo.

No veo a nadie por delante y a nadie por detrás, y la bajada por pista está pedregosa, opto por bajar con precaución, hay mucho mas de perder que de ganar.

Me debí relajar mucho pues me alcanza y me pasa uno en un tramo de falso llano, ya está la fiesta montada pienso, ale, plato grande y a saco, enseguida le paso, no está bonito hacerlo a esa velocidad subiendo pero hay que abrir hueco, afortunadamente ya lo he dejado atrás al llegar a un tramo de sendero con pasos 'contraperaltados', salgo a la pista, es tanto lo que he acelerado que poco después veo a 600 mts delante mío un maillot azul, y ya que estaba ‘animado’, pongo el ‘pursuit mode’ y logro cogerle a unos 6 km de meta, la verdad es que le pasé a una velocidad ‘indecente’ se ve que estaba ya madurito y yo estaba quemando todo el combustible que me quedaba.

Llego a Vimbodí y aún me encuentro a otro que no encontraba la calle del pabellón, le indico por dónde ir y le dejo que entre delante de mí, al final llego el 15, tras 8h 43min de pedaleo, llegando a meta a las 16h y 13min, no está mal, como no miré la descripción del recorrido, no sabía que había zonas de pateo y 14km de sendas, por lo que mi previsión se me fue en 40 minutos.

Al rato llega Luis (33º con 9h 23min) junto con Ada, que ha vuelto a ser la primera fémina, me habían contado que rodaba muy rápido, que en varias marchas había compartido ritmo con Miguel y Cesar, y doy fe que es verdad.
 


Mas tarde llegó Santi (35º 9h 24min).

 Luego Manuel (58º 9h 51min), y en 6 minutos, Cesar (67º 9h 57min).


Que viene acompañando a Pedrito (69º 9h 58min) que, como siempre, le ha pasado de todo, pinchazo, perdida de GPS, perdida de mochila (si, aunque parezca increíble), algo me han contado de las llaves del coche, aunque las recuperó, platos 'bailando' al son del cha-cha-cha, para acabar, como tenía mal sincronizado el cambio, debió optar por arrancar la patilla del mismo y poner piñon fijo, mucho mejor, oiga, plato pequeño y un piño intermedio y aún así adelantaba a gente.



No se cuanto tiempo mas tarde llega Felipe (105º 10h 34min), que ha rajado la cubierta y ha ido haciendo apaño tras apaño hasta llegar a meta, es lo que tiene fiarte de las cubiertas Specialized.



Por fin llega Angel (137º 11h 06min), ha sido su primera maratón, cuando nos fuimos para Castellón todavía estaba intentando recuperar.

Consideraciones:
Organización perfecta, con 22 euros tuvimos 8 avituallamientos, con gran cantidad de Acuarius y cocacola, frutos secos, bocadillos y barritas energeticas, alguno con pasta y fruta y todos con muy buena atención, al llegar ‘entrepá de butifarra’ casera, camiseta técnica y botella de vino.


Muy bien señalizada, con un buen número de sendas, creo que dijeron 14 km.







2 comentarios:

Ada dijo...

Muy chula la crónica, te has acordado de todos! Por fin ayer por la noche colgué la mia... voy un poco rezagada pero solo escribiendo, jejeje
Por cierto, el próximo día en los avituallamientos aplicaré la técnica, "hola lleno bidón y adiós" a ver si te pillo, jejeje

Carlos dijo...

Pruebalo y verás como se gana mas tiempo en los avituallamientos que en subida.